El Pez Feliz


Cuando vi este corto por primera vez, saqué algunas conclusiones, la verdad que pocas.  Me gustaba  mucho la estética de este corto y también su música,  así que intenté adentrarme en él porque pensaba que podía guardar mensajes dentro de sí que yo no había captado. Efectivamente, amigos, este corto cuenta en nueve minutos una vida de soledad,   el valor de la amistad,  la libertad…

¿No teneis momentos felices  en la vida en que os sentís como niños?   ¿No os habeis bañado desnudos alguna vez en el mar?  Creo que despojarte de ropas y nadar te proporciona un sentimiento de libertad muy grande durante el tiempo que lo estás haciendo,  pero… en realidad nunca somos libres del todo.

No quiero deciros más, quiero que , me gustaría que,  pudieramos entablar una conversación y compartir puntos de vista diferentes.

Este cortometraje se llevó el Premio al Mejor Corto Animado del Festival de Berlín del año 2007,  y ha conseguido varios premios más. ¿Creéis que los merece?

El  cortometraje  está basado en un cuento de Jimmy Liao, un escritor Taiwanes y la película fue producida por Original Design and Developmen Incredible Inc. Su Director: el cineasta Jay Shih.

Os espero,  y si os gustan los cortos,  será estupendo que entre todos podamos sacarles todo su jugo.   ¡¡¡No tardéis, porfa!!!!!

21 comentarios

Archivado bajo Cortos de animación

21 Respuestas a “El Pez Feliz

  1. Lo más interesante del corto es el sentimiento de empatía que recrea. Dos seres entran en relación aunque uno es el dominante y otro el dominado, el que vive sometido a una estrecha prisión. Sin embargo, es éste segundo quien lleva a experimentar la libertad plena en el mar y, luego, los límites de esa libertad cuando se da cuenta de que vive en un universo mínimo y cerrado que choca con paredes con las que chocamos todos los que nos hemos identificado con la sensación de libertad que siente el hombre en el mar. Este es el aspecto que más me gusta: que sentimos en nosotros las rejas de esa prisión de cristal en ese momento tremendo en que chocamos con las paredes de la pecera. El desenlace es lógico y previsible. Creo que el corto desborda la historia de la relación de una persona y un pez y se convierte en una metáfora de las relaciones humanas que, para que sean plenas, han de ser libres en todos los sentidos. Libres y caracterizadas por la generosidad. Un corto que hace pensar a pesar de su aparente sencillez. Bienvenidos al mundo del corto. Un abrazo en este domingo matinal.

    • Me doy cuenta de que lo que he dicho no es más que reiterar tu opinión.
      Bravo maestro! ;=)

      que ilusión, nuestro primer corto =))

      quizás deberíamos avisar a la gente al principio de nuestras próximas entradas para que se pase por aquí y animar el cotarro, no?

  2. Este corto lo utilizaré con mis alumnos de la ESO. Cada semana les paso uno o dos y surgen debates que me encantan. ¿Se puede ser libre o se puede uno sentir satisfecho sabiendo que alguien es prisionero o está sufriendo por causa nuestra? ¿Alguien que es perjudicado por nuestra acción o inacción merece una reparación? Un abrazo, Lola.

    • Ves Joselu? la empatía entre estos dos seres yo no la había notado hasta ahora, es verdad. ¿Y el lenguaje corporal del protagonista? Es completamente distinto al principio, cabizbajo y triste, que cuando tiene a su amigo con él. También podemos observar el sacrificio del prota de quedarse sólo otra vez… pero ya su manera de ver la vida ha cambiado para siempre. ¡Como me gusta este corto, Joselu! Un abrazo. Lola

  3. Pues sí, es un corto hermoso, hermoso y difícil. La música también está muy bien.

    Me gusta la idea de la profunda tristeza del hombre al principio (agarrado a una botella o solo bajo la lluvia) vista desde el escaparate, desde el otro lado de la pecera. Pareciera en cierto modo que él mismo es el que está encerrado. Y resulta que al final es así, que son los peces los que están fuera y que él, incluso con la libertad que da nadar desnudete en el mar (cierto Lola jajaja), él está encerrado en su pecera.
    La que él mismo crea.

    Hace falta despojarse de todo, incluso de ese pez que parece hacernos feliz, para empezar a vivir fuera de la pecera de verdad.
    Al principio el hombre, contento de tener un amigo, le da un beso al pez. Y están bien, pero era tal y como tenía que pasar ¿Para qué si no había comprado un pez? Para tener un amigo…
    Es solamente después, cuando le deja libertad y se recuesta en la barca, cuando vuelve el pez, esta vez verde, mágico, cuando se dan un beso de verdad fantástico. Y entonces el hombre se vuelve verde, mágico.

    Quizás para dar besos de verdad, primero tengamos que despojarnos de las peceras entre nosotros y los demás. ¿No?

    • Que bonito, Miquel, que cada uno saque sus propias conclusiones. Seguro que todavía nos asombraremos cuando alguien nos descubra algo más. Esto es emocionante. Un beso Miquel. Lola

    • Charo

      Yo ahora tengo un pez en una pecera. Mi pez me hace volver a los 16. Los dos soñamos con correr al mar de la libertad y la vida (eso sí, cada uno por separado, salvo en momentos como éste, en que nos zambullimos juntos y nadamos y jugamos). Yo sueño que le deposito en el mar con las herramientas necesarias para poder ser feliz (o lo más que se pueda acercar a la felicidad), él sueña con zambullirse por fin en su vida con plenitud. Mi pez es todavía muy pequeño, y le queda aún un tiempo que vivir en su pecera, que a veces es un poco cárcel. Pero yo se que el tiempo juega a su favor. Sueño yo también con ese momento, y si he sabido cuidarlo y amarlo como se debe amar y cuidar a un pez, sé que un día volverá feliz, como el pez de este corto, para darme un beso.
      Gracias Miquel, por permitirme bucear contigo, aunque sólo sea un ratito.

  4. Hace unos días precisamente mi cuñada llevaba una pecera diminuta con un pez dentro y lo miré con mucha pena. Los pájaros y los peces deberían estar en libertad. Muy chulo el corto, hace pensar, y la música complementa los silencios. Un saludo.

  5. Queridos todos: Creo que este corto encierra en pocos minutos mucha poesía. No me refiero solamente a la música que lo acompaña sino a la dinámica de los personajes. Para mí ha sido un placer verlo pero me gustaría que los pusiérais los viernes porque cuentas con más tiempo para poder disfrutarlos como se merecen. Gracias por publicarlo.

    Brisas y besos.

    Malena

  6. carlos

    hola!! me cuelo aquí, con o sin permiso, porque el mensaje de este corto me llega… A veces con la mejor de las intenciones metemos a alguién en una pecera, lo tenemos protegido, cuidado, agradecido, querido… pero cautivo, al fin y al cabo… es un camino dificil el de liberarlo, pero al final se llega

    • Pues no sabes, Carlos, que alegría nos das viendo el corto y comentando. Cuanta razón tienes, en la vida real pasa a menudo. Todos, personas y animales debemos ser libres… ¿pero existe realmente la libertad completa? Hasta pronto y un abrazo. Lola

  7. Precioso canto a la libertad y al respeto por los demás.
    Enhorabuena buena por esta iniciativa tan interesante. También me fascinan los cortos, tanto como los cuentos, creo que tienen algo en común. Son a las películas lo que los cuentos a las novelas. Una histora contada en un breve espacio de tiempo, pero con un contenido repleto de emociones en muchos casos.
    Os deseo mucho éxito en la andadura y os enlazo en mis espacios, donde tenéis además a vuestra disposición los cortos que he ido atesorando.
    Os persigo. Un abrazo

    • Te damos las gracias, Klimtbalan, por tu oferta de cortos que aun no hemos visto, pero yo he ojeado ( de ojo) tu blog y es muy interesante, seguro que seguimos en contacto.
      Es bonito eso de que los cortos son a las pelis lo que los cuentos a las novelas. A veces un corto dice más que una película. Un abrazo Lola

  8. Excelente corto. Expresa de forma fantástica y sencilla valores éticos y estéticos .
    Un abrazo.

    • Pues Maria Eugenia, he visto en tu blog el corto del Oscar y es preciosísimo. Creo que le he sacado poco jugo pero lo exprimiré poco a poco. El domingo volvemos a publicar y… te esperamos, de verdad. Un abrazo Lola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s