Last Words


Corto experimental realmente bueno. Con poco tiempo y con una fotografía oscura, pero con la luz del sol siempre de fondo, consigue  un cierto magnetismo que nos pone la piel de gallina. Con una imágen exquisita y una música delicada, nos abraza para introducirnos en una puesta en escena que deja la máxima libertad de pensamientos.

Parábola de la decadencia humana, utiliza el abandono de una casa como símbolo del fin de una civilización, de una forma de vivir. Pero hay un renacer, la luz del sol muestra que hay esperanza, otra sociedad que traiga claridad a nuestras vidas. Igualitaria, fraternal y justa.

Ya las risas de niños y niñas que se escuchan al principio nos muestra un camino, el futuro. Nos muestra una lucha por la que vale la pena vivir y morir. Por nuestros hijos e hijas, porque ellos merecen una vidad igual o mejor que la que hemos vivido nosotros. Una vida donde sean felices y puedan construirse como personas con total libertad.

Las últimas palabras. Cientos y cientos de ellas. Miles de líneas y cartas escritas. De amor, soledad y esperanza. Vanguardistas, clásicas, políticas y libertarias. Las últimas palabras, seguidas de puntos suspensivos, signo inequívoco de continuación. Una continuación manchada de sangre, o puede que no, pero con que dan valor por ver que hay más allá del negro presente que estamos viviendo.

Todo se consigue con el piano, la música, el arte y el equilibrio. Estar en sintonía con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea. Mágico, lucha y pasión.

Disfratad.

Eloi

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Last Words

  1. Hermoso, pero yo no sacaría la interpretación un tanto moralista que has planteado. Deterioro, palabras que quedan, constancia de una vida, decadencia, paso del tiempo, la materia orgánica, el transcurrir de la vida, un acompañamiento musical lleno de armonía y equilibrio. Pero no veo más allá y prefiero quedarme en esas sensaciones que muestran el latido de la vida en esas hojas escritas, en ese piano, en esas habitaciones. Ahora somos nosotros quienes contemplamos la ceremonia del paso del tiempo, y otros tal vez contemplarán nuestros papeles (si es que quedan), nuestros objetos, el leve paso que hemos dejado en la vida (si es que queda algo). Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s